Ayuno intermitente

0 1279

Hace alrededor de una década que se descubrió uno de los protocolos alimentarios más efectivos en cuanto a mejora de la salud y pérdida de peso: el ayuno intermitente.

¿En qué consiste?


El ayuno intermitente es un protocolo, no una dieta, que se basa en alternar periodos de alimentación con periodos de ayuno en proporciones variables pudiéndose mantener en el tiempo sin consecuencias negativas para el organismo tanto a corto como a largo plazo.


¿Cuáles son los tipos de ayuno intermitente más frecuentes?


  • Leangains: 16 horas diarias de ayuno y 8 de alimentación.
  • Eat stop Eat: 2 días alternos de ayuno completo a la semana.
  • Dieta del guerrero: 20 horas de ayuno diarias.
  • Ayuno de días alternos: consiste en comer un día y ayunar 36 horas.

Dentro de los periodos de alimentación se recomienda seguir una dieta equilibrada normal. Se puede optar por una dieta mediterránea, atlántica o cetogénica según las condiciones y objetivos nutricionales de cada individuo, pero siempre respetando los macronutrientes necesarios para el tipo de actividad diaria de cada uno.


¿Y sus efectos beneficiosos?


Entre sus efectos en el organismo se puede destacar la redución de los indicadores inflamatorios, la mejora del perfil lipídico, el promover la pérdida de peso y el mantenimiento de la masa muscular y su capacidad para limitar el crecimiento de las células cancerígenas.

Desde el punto de vista fisiológico cabe destacar que en los momentos de ayuno se eleva de manera significativa la producción endógena de la hormona del crecimiento, lo cual surte un efecto más que beneficioso en la composición corporal del individuo. No es de extrañar, que el mantenimiento de un peso corporal saludable y una tasa correcta de masa muscular contribuya positivamente a mejorar una buena parte de los indicadores relacionados con la salud.

El ayuno afecta además a los niveles de insulina del organismo, manteniéndola baja, lo cual facilita la quema de grasa. Además durante el ayuno el sistema nervioso envía noradrenalina a las células adiposas descomponiéndolas en ácidos grasos libres para producir energía.

Por otra parte el ayuno intermitente supone limitar el número de comidas al día, lo cual en la mayoría de los casos se traduce en una reducción de la ingesta calórica diaria. La restricción calórica a su vez esta asociada con una mejora de la salud y con una reducción considerable del peso corporal.


¿Cualquier persona puede realizar el ayuno intermitente?


La respuesta es no, a pesar de ser un protocolo recomendable para la mayor parte de la población, hay ciertas excepciones. Dentro de ellas se encuentran las embarazadas y los diabéticos tipo 1. En el caso de las primeras, y debido a que no sólo se tienen que preocupar de su alimentación sino también de la del niño que crece en su interior, es recomendable una ingesta alimentaria más continuada, evitando largos periodos de ayuno. En el caso de los diabéticos el alternar largos periodos de ayuno con otros de alimentación dificultaría el manejo de los picos de insulina y de la glucemia, por lo que se recomienda mantener un flujo de energía e hidratos constante a lo largo del día.


¿Y los deportistas?


En el caso de los deportistas el ayuno intermitente se convierte en una excelente estrategia aliementaria, tanto para aquellos que quieran mantener su peso corporal como para aquellos que quieran reducirlo. En el caso de deportistas que busquen una ganancia muscular o de masa magra lo recomendable sería optar por un protocolo que permita un mayor número de ingestas al día.

Referencias.

  • Helibronn, LK., Smith, SR., Martin, CK., Anton SD., Ravussin, E., Alternate-day fasting in nonobese subjects: effects on body weight, body composition, and energy metabolism. Am J Clin Nutr, 2005. 81:69-73.
  • Hartman, ML., Veldhuis, JD., Johnson, ML., Lee, MM., Alberti, KG., Samojik, E., Thorner, MO., Augmented growth hormone (GH) secretory burst frequency and amplitude mediate enhanced GH secretion during a two-day fast in normal men. J Clin Endocrinol Metab, 1992. 74:757-65.
  • Patel, JN., Coppack, SW., Goldstein, DS., Miles, JM., Eisenhofer, G., Norepinephrine spillover from human adipose tissue before and after a 72-hour fast. J Clin Endocrinol Metab, 2002. 87:3373-7.
  • Aksungar, FB., Topkaya, AE., Akyildiz, M., Interleukin-6, C-reactive protein and biochemical parameters during prolonged intermittent fasting. Ann Nutr Metab, 2007. 51:88-95.
  • Varady, KA., Bhutani, S., Klempel, MC., Lamarche, B., Improvements in LDL particle size and distribution by short-term alternate day modified fasting in obese adults. Br J Nutr, 2011. 105:580-3.
  • Varady, KA., Roohk, DJ., McEvoy-Hein, BK., Gavylinn, BD., Thorner, MO., Hellerstein, MK., Modified alternate-day fasting regimens reduce cell proliferation rates to a similar extent as daily calorie restriction in mice. FASEB J, 2008.

Comentarios

Deje su comentario

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre