Ayuno intermitente y sus beneficios

0 1146

¿Sabes qué es el ayuno intermitente y cómo puede beneficiarte? Te lo contamos en este post.

Es mucha la información que existe alrededor del ayuno intermitente pero, ¿qué hay de cierto en ella? En este post vamos a desvelarte los beneficios de esta técnica y te diremos cómo hacerla correctamente.

¿Qué se entiende por ayuno intermitente?

Seguro que muchos ya conocéis el término en cuestión pero, para los que no están familiarizados con ello vamos a explicarlo brevemente. El ayuno intermitente, conocido también como Intermitteng Fasting (IF), es un modelo nutricional que se basa en periodos de ayuno y otros de ingesta de alimentos. Existen diversos tipos de ayuno intermitente, algunos que son más sencillos de cumplir y otros que, por el contrario, suelen ser un poco más estrictos. Te contamos algunos de ellos:

  • Ayuno 12/12. Este ayuno es el menos estricto, aunque no el más común de realizar. Consiste en estar 12 horas en ayuno y luego 12 horas con la ingesta de comida. Por ejemplo, se podría realizar con un desayuno a las 9:00 y no volver a comer nada hasta la hora de cenar que sería a las 21:00.
  • Ayuno 16/8. En este caso el periodo de ayuno es de 16 horas, por lo que deberías calcular tu última comida y, de ahí, aplicar las 16 horas. Por ejemplo, podrías comer de 15:00 a 21:00 la comida y la cena y, luego, no volver a la ingesta de alimentos hasta las 15:00 del día siguiente.
  • Ayuno 24 horas. Este ayuno empieza a ser más exigente ya que trata de 24 horas seguidas en ayuno.
  • Ayuno 48 horas. Por último, el ayuno más estricto es el que se compone de 48 horas seguidas sin ingesta de alimentos.

Si es la primera vez que vas a realizar esta práctica nuestro consejo es que empieces por el ayuno más básico que te hemos contado, ya que tu cuerpo así notará menos la diferencia.

¿Qué beneficios aporta el ayuno intermitente?

Las personas que ponen en marcha el ayuno intermitente tienen claro que éste funciona. Cada vez son más los adeptos a este modelo nutricional y, es que, beneficios no le faltan.

  • Ayudan con la pérdida de grasa acumulada en el cuerpo.
  • El ayuno intermitente no pone en peligro tu masa muscular, ya que esta práctica no destruye músculo.
  • Más autocontrol. Al no comer durante horas estarás haciendo un fuerte ejercicio de autocontrol que, además, te ayudará a reconocer cuando comes sin hambre por lo que será beneficiosos también de cara a la planificación de comidas futuras.
  • Aumenta la longevidad, tanto física como mental.
  • Protege frente a la degeneración neuronal.
  • Según estudios clínicos, también ayuda a limitar el crecimiento de células cancerígenas.
  • Ayuda a controlar y reducir los niveles de colesterol.

Estos son algunos de los beneficios que esta práctica puede aportar. Ahora quedaría por resolver una pregunta. ¿Es posible seguir con un entrenamiento normal en épocas de ayuno intermitente? La respuesta es sí ya que, aunque no lo parezca, con el ayuno intermitente no se pierde la energía para poder entrenar pero, cada persona es un mundo, por lo que nuestro consejo es que si vas a empezar con el ayuno intermitente empieces a realizar una práctica de ejercicio progresiva, de tal manera que en todo momento puedas controlar tu energía y vayas viendo cómo reaccionas a esta nueva práctica nutricional.

Etiquetas: dieta comidas

Comentarios

Deje su comentario

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre